II Jornada para la Educación Creativa.

Presente y futuro de la educación para un desarrollo sostenible

La II Jornada para la educación Creativa comenzó con la presentación por el Departamento de Estudiantes de la exposición Semillas de la Esperanza, que gira en torno a la relación entre el ser humano y el resto de la comunidad de la vida. Los paneles constituyeron de hecho el marco físico del evento. Como en la primera edición, la elección de la fecha fue escogida en homenaje a la figura de Tsunesaburo Makiguchi, educador, filósofo y fundador de la Soka Gakkai, nacido un 6 de junio (de 1871) y de cuyo fallecimiento se cumplen ahora 70 años.

A continuación, la Dra. María C. Novo Villaverde, catedrática de Educación Ambiental y Desarrollo Sostenible de la UNED y consultora de la UNESCO, propuso una refl exión sobre cómo “Educar para la sostenibilidad ecosocial y personal: Los usos del tiempo”. Más que respuestas cerradas y excluyentes, planteó preguntas abiertas e impregnadas de la misma convicción que Makiguchi: que el propósito último de la educación debe ser la felicidad duradera de los educandos. A continuación, el Departamento de Educadores de la SGEs, presentó la propuesta medioambiental de Daisaku Ikeda “Por una sociedad global sostenible: Aprendizaje para el empoderamiento y el liderazgo”.

Jorge Romea Rodríguez, jefe de Servicio de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Rivas-Vaciamadrid, compar tió las claves de la concesión del premio europeo a la Movilidad Urbana Sostenible (SUMP, por sus siglas en inglés) a la ciudad de Rivas. Por la tarde, cinco grupos de diálogo intercambiaron animados puntos de vista. Y, como colofón a la jornada, todo ello se tradujo en propuestas y compromisos personales de los grupos de trabajo, que quedaron plasmados en paneles multicolores.