esfuerzos de base ciudadana para promover una cultura de paz, a través de actividades sociales como exposiciones, conferencias, seminarios y talleres.

encuentro Rivas Nagasaki

La abolición de las armas nucleares es una de las metas principales de la SGI, para lo cual, creó la exposición “De una cultura de violencia a una cultura de paz: Hacia la transformación del espíritu humano” e impulsó la campaña de recolección de firmas “Década de los pueblos por la abolición nuclear“.

En el marco del programa “Rivas por la paz” del Ayuntamiento de Rivas-Vaciamadrid, el 29 de mayo tuvo lugar un nuevo encuentro entre estudiantes de la ciudad japonesa de Nagasaki y del IES ripense Julio Perez. La colaboración entre el Centro Nacional por la Paz de Nagasaki, la Soka Gakkai de España y el Centro de Recursos Medioambientales Chico Mendes hizo posible la celebración de una nueva videoconferencia entre ambas localidades, en el caso de Rivas desde dependencias del Ayuntamiento. El personal del Centro Chico Mendes dinamizó la preparación del evento con una implicación activa y directa de los alumnos y profesores ripenses en horario lectivo. Esta hizo posible un emotivo encuentro con Ayako Okumura, superviviente del ataque nuclear del 9 de agosto de 1945 que relató a los jóvenes participantes su experiencia, seguido de una exposición de lo trabajado en las aulas ripenses sobre el tema. La reunión tuvo el aliciente de la participación libre de familiares de alumnos y de vecinos de Rivas, que aumentó la participación ciudadana a instancias de los más jóvenes. Los miembros de la SGEs implicados en la actividad recordaron la sugerencia del presidente de la SGI Daisaku Ikeda, en su propuesta de paz de 2014, de realizar el próximo año una cumbre juvenil sobre la abolición del armamento nuclear que dé mayor repercusión a la voz de las nuevas generaciones, decididas a eliminar el arsenal más desestabilizador del planeta.

un bloque de la Catedral de Urakami, Nagasaki, en Rivas Vaciamadrid para construir la Paz

este símbolo de la Catedral de Nagasaki destruida por la bomba atómica sirve para aumentar la conciencia de los ciudadanos sobre la eliminación de las armas nucleares.

Con ocasión del 70 aniversario de los bombardeos atómicos sobre Hiroshima y Nagasaki, el ayuntamiento de Nagasaki ha donado a la ciudad de Rivas Vaciamadrid un bloque de la Catedral de Urakami de la ciudad de Nagasaki en Japón.

El 9 de agosto de 1945 una bomba atómica cayó sobre la ciudad de Nagasaki, el segundo de los dos únicos ataques nucleares de la historia de la humanidad.

La bomba detonó a 500 metros de la Catedral de Urakami, una catedra construida a finales de 1800 cuando finalizó la persecución contra los cristianos en Japón, destruyéndola casi totalmente. Las dos bombas atómicas mataron a una 250mil personas.

Enrique Caputo, director de la Soka Gakkai de España, explicó que gracias al vínculo de esta organización con Japón y la ciudad de Nagasaki, y con la ciudad de Rivas Vaciamadrid, se ha podido obtener este tesoro que va a formar parte de un monumento dedicado a la Paz que se ubicará en el jardín del Centro Cultural Soka.

El ayuntamento de Rivas Vaciamadrid se unió en 2012 a la Conferencia de Alcaldes por la Paz, movimiento iniciado en 1982 por los alcaldes de Hiroshima y Nagasaki.

conmemoración de la Declaración por la Abolición de las Armas Nucleares

Aumentar la conciencia ciudadana sobre la eliminación de las armas nucleares.

La magnitud de las consecuencias humanitarias de un hipotético uso de armas nucleares ha pasado a ser un argumento central en los debates dirigidos a su abolición. En conmemoración del 57.º aniversario de la Declaración por la Abolición de las Armas Nucleares realizada por Josei Toda,  Aurora Bilbao expuso los peligros de lo nuclear para la salud humana.   

auroraAurora Bilbao Soto es profesora de la Facultad de Medicina de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU). En 1988 asumió la coordinación de las actividades en España de la Asociación Internacional de Médicos para la Prevención de la Guerra Nuclear (IPPNW, por sus siglas en inglés), causa que había abrazado tres años antes a raíz de un encuentro con uno de sus primeros impulsores en nuestro país, Pedro Zarco. La pasión con la que lo hizo determinó la elección del tema de su tesis, La inducción de micronúcleos en los linfocitos humanos: Dosímetro biológico de la acción de las partículas alfa del plutonio-239, que presentó en 1989. Más de dos décadas después, Aurora Bilbao continúa siendo un referente para quienes, desde el ámbito de la Medicina u otros, están comprometidos con la concienciación de la ciudadanía española acerca de los efectos devastadores del uso del armamento nuclear, y del sinsentido que constituye el mantenimiento de sus arsenales.